© Fundación Félix Revello de Toro

Con independencia de sus contenidos, la Casa-taller de Pedro de Mena es uno de los escasos ejemplos de la arquitectura doméstica malagueña del s. XVII. Está situada en la calle Afligidos, hoy, sin salida, aunque originariamente estaba rodeada por una estrecha calle que aún se puede contemplar a la derecha de la puerta de entrada.

Con planta baja, primera o principal y una última, abuhardillada, la distribución de los espacios se organiza en torno a un gran patio con galerías cubiertas donde destacan las columnas toscanas de mármol en la planta baja y la galería alta recuperada en su configuración primitiva con pies derechos de madera y antepechos revocados de mampostería. Destaca también la escalera y la carpintería original además de un pequeño patio de servicio en torno al cual se encontraban, el aljibe, el granero, la despensa y, en el piso superior, la cocina.